AYURVEDA

La Ayurveda significa

 « La ciencia de la vida «

 

El Ayurveda es un antiquísimo arte de curar, que se practica en la India desde hace más de 5000 años en forma ininterrumpida. En el idioma sánscrito “Ayur” significa vida y “Veda” conocimiento. Literalmente significa “la ciencia de la vida”.

 

Está filosofía de vida nace en el período Védico, gracias a la mente de los Rishis (o yoguis) "pensadores y sabios de la época" Creando un sistema médico, basado en el equilibrio de la mente, cuerpo y espíritu, como camino hacia la salud o la auto curación. 

Ya recogía en sus inicios hace más de 5.000 años una completa farmacopea en la que se describen 700 plantas medicinales, 64 preparaciones de fuentes minerales y 57 preparaciones de origen animal.

De acuerdo a la medicina ayurvédica, el organismo humano está compuesto por tres principios fundamentales, mente - cuerpo - espíritu conocidos como principios metabólicos o DOSHAS

Estos 3 elementos VATA - PITTA - KAPHA gobiernan todas las funciones psicológicas, fisiológicas y fisiopatológicas de la mente, el cuerpo y la conciencia de cada ser vivo. La proporción específica de estos principios metabólicos de un individuo, se dan en la concepción, determinando que la persona tenga un estilo particular de funcionamiento mental y físico.

Según la OMS respalda que la Ayurveda es la madre de todas las medicinas, demostrando que los alimentos tienen aporte energético, nutricional y calórico. Los cuales pueden contribuir a la enfermedad o al bienestar.

Después de años de rutinas diarias y hábitos disarmónicos (que no van a acorde con lo que nuestro cuerpo necesita,  todos somos únicos y cada quién tiene una necesidad distinta)  surgen acumulaciones de residuos tóxicos (toxinas o radicales libres) que en ayurveda se le conoce como AMA, Lo que nos va enfermando o desequilibrando poco a poco, llevándonos al estado de una enfermedad pasajera o duradera.

 

Estos residuos  o desequilibrios no los podemos digerir apropiadamente, siguiendo una misma rutina, porque eso dará lugar a más acumulación  de AMA, generando enfermedades crónicas.

Cuando estas toxinas pasan a ser más altas a nivel mental obstruyen el flujo de sentimientos positivos y de claridad, surge el estrés, la dependencia emocional o los trastornos físicos y psicológicos, como la conocida "depresión".

Una buena salud o medicina integrativa, depende de la habilidad de unidad entre la mente - cuerpo - espíritu la que se puede estabilizar plenamente gracias a nuestros hábitos alimenticios nutricionales, emocionales y sensoriales.